Descubriendo el mundo Urban Shepherds

Por Majo / 3 noviembre, 2016 / 1 Comentario

Empieza un día normal y no sabes lo que te va a pasar. Afortunadamente, hay días en los que ocurren cosas especiales, como por ejemplo descubrir la tienda-taller de zapatos de Tiago, Urban Shepherds, en marcha desde hace cuatro meses en pleno barrio del Born en Barcelona.

Entrar en este pequeño rincón supone descubrir no solo un calzado con carácter, también un estilo de vida, una forma de ser que entiendes al momento. No entras a una tienda al uso, es otro concepto de espacio, de compra y de venta. Te llevarás un producto maravilloso, o no en ese momento, pero te aseguro que conocer y charlar un rato con el creador de Urban Shepherds (pastores urbanos) es todo un placer.

Su sencillez, franqueza y humanidad impregnan su local traspasando los grandes ventanales cuando saluda, con simpatía y agradecimiento, al señor que pasa en bicicleta por la calle. Hace un paréntesis en la conversación y me explica que esa persona es alguien especial que le ayudó mientras reformaba el local donde se ubica la tienda.

Tiago es un hombre sereno, paciente, intuitivo y entusiasta. Te contagias de todo ello charlando con él.

Estudió Enfermería y trabajó en urgencias, intensivos y con enfermos que necesitaban cuidados paliativos. “Desde los 18 años estoy entrenado a cuidar las necesidades humanas básicas”.  Su sensibilidad innata, reforzada por su formación y experiencia en la enfermería, le permite ofrecer un “servicio único y personal” a la hora de recibir a sus clientes, de explicarles y orientarles.

urban-shepherds-5
La historia de cómo Tiago decide emprender -en un inicio acompañado de un amigo- y crear Urban Shepers es digna de ser explicada.

Un día decidió que su trabajo como enfermero no era para él, que tenía que seguir otro camino, así que, lo dejó todo y sin pensarlo dos veces, sacó un billete, solo de ida, a Costa Rica. Allí pasó un año aprendiendo, entre otras cosas, inglés, un idioma que dice “le abrió las puertas hacia nuevos mundos”. Regresó a Barcelona, y cuando se quedó sin el trabajo de verano como “bici-taxista” en la playa, volvió a casa de sus padres en Portugal.

Un día se quedó mirando sus botas portuguesas, las mismas que llevaba su abuelo pastor al que le fascinaba observar mientras las enceraba y las cuidaba. Y, de repente, ¡lo vio claro!
“Yo llevaba estas botas desde siempre, aquí en Barcelona mucha gente las admiraba y me preguntaban por ellas. Así que un día fui a comprarme otras y el zapatero de toda la vida me dijo que ya no tenía mi número, que estaban dejando de hacerlas y que iban a cerrar con motivo de la crisis. Le pedí el contacto del taller y allí me fui. Ahí empezó todo”.

urban-shepherds-3
Este tipo de botas, originariamente destinadas a la clase trabajadora en los 50, se convierten en manos de Tiago en algo más con los pequeños cambios que les ha pedido aplicar a los maestros zapateros -al principio un poco reacios- y a su toque único en el acabado como puedes ver en este vídeo.
Son fabricadas de manera tradicional, creadas con las manos y el corazón, con materiales naturales y reciclados. El cuero y el neumático (de camión y de avión) se unen formando un calzado que ahora pasa del campo a la ciudad, de la hierba al asfalto.

urban-shepherds-4
Ahora Tiago está recibiendo formación de un maestro zapatero. Sus manos quieren hacer unas botas desde el corte del patrón hasta el final. Y quiere hacerlas de cara a su escaparate, mostrando a quien quiera ver, cada etapa del proceso de construcción de un calzado. “Será un placer compartirlo con todo el que pase por la puerta y quiera quedarse a hacer un café”.

Su trabajo es su pasión, por eso dice que ha dejado de ser un trabajo para convertirse en su forma de vida, puesto que incluso le ha cambiado aspectos de su forma de ser. Como su timidez, “tenía fobia social, me aterraba hablar en público pero los mercadillos fueron un buen entrenamiento. El feedback con el público alimentó la confianza para superarla. Ha sido muy importante para mí.”

Se siente orgulloso de ser quién es, de donde es y de haber contribuido a revitalizar un producto portugués tan tradicional y único acercándolo a Barcelona… y desde aquí enviarlo a cualquier parte, como puedo comprobar cuando llega el empleado de la agencia de transportes a recoger unas botas con destino a Sidney.

¿No vives en Barcelona? No hay problema. Si visitas la tienda online de Urban Shepherds un pedacito de este universo vendrá a tu casa.

Fotos: Urban Shepherds

¿Quieres que te sorprenda cada semana?

Creadores, tutoriales, libros, talleres, ferias...
¡Además de promociones y sorteos!

 

     
 

 

Un comentario

  • Francisco Carrola
    5 noviembre, 2016 at 7:50 pm

    Força conterrâneo amigo. Toda a sorte do mundo. Apertão de costeletas.

Escribir un comentario

Campos obligatorios *

3 × 1 =

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Posts de interés

Al utilizar este web, aceptas que veoveo magazine utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR

Aviso de cookies