Entrevista a L’Arca – Alma vintage

Por veoveo / 21 mayo, 2015 / 0 Comentarios

Hace unos días tuve la oportunidad de adentrarme de nuevo en uno de esos pequeños paraísos terrenales donde parece que el tiempo se ha detenido guardando lo mejor de sus orígenes,  L’Arca.
La última vez que estuve en esta casa, una de las pioneras del vintage en España, fue hace ya 7 años. Mi amiga y hermana Miriam se casaba y me pidió que le hiciera el vestido de novia. La responsabilidad era muy grande, pero la verdad es que no me lo pensé mucho ¡era tan emocionante!
Juntas visitamos la tienda y compramos encajes y puntillas para aplicar en el vestido. Previamente Miriam ya se había comprado en L’Arca un abrigo calado realizado a partir de una antigua cortina que quería llevar sobre el vestido y una tiara de plata antigua.
La boda fue magia pura de la que L’Arca fue en cierta medida “culpable”, por lo que como puedes imaginar, guardo con muchísimo cariño aquel recuerdo.

Vuelvo a entrar a la tienda con ganas de reencontrarme con aquellos intensos momentos de mi vida. Me reciben solo entrar, de manera afectuosa, la nueva generación de L’Arca, las dos hijas de la fundadora de la casa Carmina Viñas, Nina y Carmina.

larca casa 6 700

Carmina ¿cómo empezó la historia de L’Arca de l’Àvia?
L’Arca de l’Àvia – el nombre original de la tienda- es el proyecto personal de mi madre. Ella recoge el legado de nuestros abuelos maternos y paternos, fabricantes de mantillas y encajes en el s. XIX  y anticuarios, y gracias a su visión emprendedora trae a Barcelona la influencia de la cultura parisina a mediados de los 70, junto con otras valientes pioneras como ella.

Y ahora sus dos hijas, Nina y Carmina  continúan con la misma intensidad que su madre la andadura de L’Arca. Tres mujeres enamoradas de la artesanía y la buena costura.
Mi madre era una artesana de los bolillos y empezó con ropa de casa y piezas de encaje de diferentes tipos. Nosotras valoramos mucho su trabajo y tomamos el relevo manteniendo el increíble stock de piezas de época del s. XIX, encajes del s. XVIII, brocados… pero la verdad es que aunque antiguamente estas piezas eran muy apreciadas ahora, muy a pesar nuestro representan tradiciones que estamos viendo desaparecer. Todavía tenemos un público que lo valora, pero es muy poco. Mucha clientela es coleccionista o personas que vienen de Madrid y Sevilla porque todavía utilizan la mantilla en celebraciones, estas son ventas puntuales. Quizás los velos sea la pieza que se vende más, independientemente de la zona de origen del comprador, pero la verdad es que las novias cada vez lo usan menos.

Me hablas de las nuevas novias. ¿Qué novedades habéis incorporado para adaptaros a las tendencias y al nuevo público que os visita actualmente?

Nosotras respetamos la tradición, pero también nos gusta reinterpretar y actualizar el uso de elementos icónicos como los mantones de manila, las mantillas…
El mundo del encaje llevó a L’Arca de l’àvia a la especialización en vestidos de novia como una evolución natural, pero mi hermana Nina ha sido la que realmente le ha dado un nuevo aire y protagonismo.

Tenemos vestidos de novia, tanto antiguos originales de los años 20 o 30, como nuevos.
Las versiones originales habitualmente necesitan de retoques que se adapten a las novias y a los tiempos que vivimos. Por ejemplo, los escotes de la época eran mucho más cerrados que los que vemos ahora. La verdad es que el mundo de la moda condiciona mucho y excepcionalmente la futura novia quiere ponerse un vestido original.
Este servicio de adaptación es posible porque nuestro equipo lo forman costureras y artesanos experimentados que aún trabajan con técnicas tradicionales. El trabajo es muy delicado porque son tejidos que necesitan cuidados especiales. Por estas características únicas, antes de aceptar un encargo hablamos siempre con el cliente antes de empezar a trabajar.

En cuanto a los nuevos vestidos, decidimos crear una línea propia utilizando puntillas antiguas o de reproducción, como consecuencia del motivo que te comentaba de la delicadez de los tejidos antiguos. Hay vestidos que no pueden modificarse mucho por razones de talla o características del género.

También tenemos complementos vintage y reproducciones como abanicos, joyas, tiaras…

larca 4 700
A parte de las novias ¿quiénes son vuestros clientes? 
L’Arca se hizo muy famosa cuando se publicó que algunos de los vestidos que aparecían en la película Titanic eran de vuestra tienda. ¿Cómo fue la experiencia?
Lo curioso es que mi madre no supo para qué serían los vestidos cuando vinieron a comprarlos hasta que la escenógrafa la llamó para decirle que fuera a ver el film. El vestido que se llevaron para la película tenía algunos desperfectos, pero los responsables de vestuario del film se encargaron de la restauración.

Nuestras piezas también han podido verse en otras películas como alguna del director de cine Pedro Almodóvar o una de las últimas de Woody Allen  Vicky, Cristina, Barcelona.

Hemos trabajado con clientes y diseñadores de renombre, además de participar en proyectos tan interesantes como decorar el piso de época de La Pedrera de Gaudí.

Cuándo colaboráis con cine, diseñadores, entidades… ¿cómo lo hacéis?
Hacemos préstamo, depósito o alquiler según los casos.

Pero aunque esta parte de L’Arca es realmente interesante y nos ha hecho vivir momentos muy alegres, nuestro cliente habitual no es este, sino la gente normal como nosotras. Todas aquellas personas sensibles que valoran las piezas de vestir especiales y con personalidad. Todos nuestros clientes son igual de importantes.

Pero en estos casos estamos hablando de vestuario de calle y de fiesta ¿no es así?
Efectivamente, disponemos de una sección dedicada a este tipo de prendas. Auténtico vintage de los años 20 y 30 y piezas que van desde 1910 hasta 1980. Kimonos, ropa lencera, vestidos de fiesta y complementos.

¿Y de dónde salen tantos tesoros? Os deben hacer siempre esta pregunta.
La mayoría de veces nos contactan particulares que tienen piezas que creen que nos pueden interesar. También encontramos piezas únicas en diferentes subastas… Tenemos nuestros secretos.

¿Colaboráis con artesanos y artistas que utilizan materiales vintage como materia prima?
Efectivamente, algunos de los complementos que se pueden ver y comprar en L’Arca son obra de los artistas con los que colaboramos, como Mireia Abras o Colette. Pero intentamos trabajar solo con aquellos con los que tenemos mucha confianza ya que necesitamos mantener una complicidad que tenga continuidad en el tiempo.

merceria-arca
He visto que tenéis una sección especial mercería. Yo hace años os compré muchas piezas de encaje de bolillos que guardo para un proyecto muy especial.

Sí, es uno de los nuevos cambios que hemos incorporado a la tienda. Se pueden encontrar cintas, betas, botones, cierres… También sigue viva la sección hogar con la que empezó mi madre: ropa de cama, manteles, cortinas…

Veo que en estos años habéis vivido muchos cambios, pero sin perder la esencia. Me gusta ver cómo habéis conseguido respetar la tradición pero adaptándoos a los nuevos tiempos: nuevo web, presencia online, colaboraciones con bloggers…. para acercaros al nuevo público.

Aunque suene contradictorio, yo estoy convencida que Internet es el canal donde difundir el trabajo de los artesanos -de siempre y de ahora- y de los profesionales que respetan sus creaciones, como es vuestro caso. Es verdad que se pierde la presencia y el tacto, tan importante cuando hablamos de trabajos con sensibilidad, pero una buena foto en un medio digital puede ser la manera para que alguien al otro lado del mundo descubra L’Arca y sueñe con conocer un día a Carmina y Nina y visitar el precioso barrio del Gótico de Barcelona y, finalmente, haga su sueño realidad.

No sé si tú vives cerca o lejos, pero una cosa sí sé, en todos sitios hay una época del año donde se puede disfrutar de días especiales como bodas y fiestas.
¿No te gustaría llevar un vestido o un complemento único? ¿Uno con el que te mires en el espejo y te encuentres con felices historias del pasado?
Nina y Carmina te esperan para asesorarte y que luzcas como nunca.

PD: Antes de abandonar L’Arca, Nina y Carmina me obsequiaron con dos kits de materiales de la mercería vintage (uno de ellos es la última imagen) para que los sorteara entre los seguidores de veoveo magazine.
Así que si te gusta la idea de utilizar piezas únicas en tus proyectos de costura, patchwork, scrapbooking… y quieres participar, es tan fácil como que me cuentes en un comentario tu relación con el vintage y las piezas de segunda (o tercera..) mano.

Sortearé los kits el próximo jueves 7 de mayo a las 18h de la tarde. Hasta entonces puedes dejar tus comentarios.

(Fotos: L’ArcaNoemi Jariod y veoveo magazine)

¿Quieres que te sorprenda cada semana?

Creadores, tutoriales, libros, talleres, ferias...
¡Además de promociones y sorteos!

 

     
 

 

No hay comentarios

No hay comentarios

Escribir un comentario

Campos obligatorios *


Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

dieciseis − dos =

Posts de interés

Al utilizar este web, aceptas que veoveo magazine utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR