Entrevista a Vaho – La historia de un bolso

Por veoveo / 13 noviembre, 2015 / 2 Comentarios

Una de las cosas maravillosas que me ha regalado veoveo magazine es conocer de cerca a personas que admiraba hacía mucho tiempo. Lanzarme con el proyecto hizo que me olvidara, a veces, de que soy tímida por naturaleza y me he atrevido a llamar a puertas que, para mi sorpresa, me han invitado a traspasar. Éste es el caso de la marca de complementos Vaho , uno de mis referentes, o como yo les llamo “mis héroes contemporáneos”.

Necesitamos escuchar y tomar ejemplo de personas que nos muestran que es posible convertir en realidad lo que parece imposible: familia, amigos, profesionales anónimos como lo fueron nuestros maestros y profesores, pero también públicos como es mi ejemplo de hoy. Gente de carne y hueso que consiguen superar sus propios límites. Porque si una cosa tengo clara a estas alturas de mi película, es que el talento es importante, pero si no va acompañado de esfuerzo y trabajo no sirve para mantenerse; llegar a veces no es tan difícil.

¿Esta introducción tan larga para explicarte cómo se crea un bolso? Sí, creo que era necesario. Porque la historia que quiero contarte hoy va mucho más allá de coger materiales y hacer un recipiente con asas para transportar cosas.
Verás, todo empezó así…

vaho-5

Tuve el placer de conocer a la persona que había tras Vaho, Patricio, (en sus orígenes eran 8 amigos) la mañana que fui a ver su charla en los Creative Mornings. Conocía la marca desde que empezaron porque me llamó mucho la atención que crearan bolsos con material de desecho como son las banderolas publicitarias de PVC que se cuelgan de las farolas de ciudades como Barcelona o Madrid; incluso me había comprado uno de sus bolsos.

Después de tantos años les había perdido un poco la pista por lo que asistí al evento con la intención de conocer sus novedades, pero sobre todo, porque quería “ponerlos a prueba”. ¿Seguirían siendo fieles a su filosofía después de más de 13 años de trayectoria? Hace unos días te hablaba de esa mala costumbre que tenemos de creer más las cosas negativas que las positivas.

Patricio explicó a los asistentes a la charla que estaban experimentando con nuevos materiales siguiendo la misma filosofía, recuperar y dar nuevas vidas a objetos que de otra manera acabarían en la basura.
En ese momento estaban diseñando y creando bolsos con neumáticos de bicicletas pinchados (mira cómo en este vídeo) y habían hecho un taller donde el material de trabajo para crear eran los trajes amarillos de los operarios de obras que se dejan de utilizar al poco tiempo porque la banda reflectante ya no funciona…

¿La respuesta a mi pregunta? Se puede crear una empresa duradera con conciencia.

Como te decía, al acabar la charla me acerqué a hablar con Patricio y le dije que me encantaría entrevistarle. ¡Quería contarte lo que había descubierto! La respuesta, como puedes ver, fue afirmativa. No imaginé que nuestro futuro encuentro sería todavía más emocionante que aquella mañana.

vaho-4

“Justo antes de decir adiós, los objetos y materiales que desechamos suspiran, con la esperanza de ser salvados.” 

Cuando llegué a las nuevas instalaciones de Vaho en Barcelona, pensé que nunca antes una nave industrial me había parecido tan cálida. La acogida por parte de Patricio y Kati, -responsable del e-commerce de la marca- fue estupenda, y me sentí tan cómoda que empecé a interrogar al responsable de aquella aventura creativa sobre cada detalle del proceso de la creación de sus complementos mientras empezábamos con la creación de mi bolso. Sí, ¡me habían invitado a hacer desde cero mi propio bolso mientras nos conocíamos un poco más!

vaho-2

Me sorprendió ver hasta qué punto Patricio conoce cada uno de los pasos del proceso de diseño y producción ¡hasta identifica todos los troqueles que cortan las piezas del patrón de cada modelo!
Mientras hablamos me comenta, que si bien se había alejado de esta parte del proyecto por atender a temas de administración y gestión de empresa, estaba intentando encontrar tiempo de nuevo para hacer lo que más le gusta y el origen de Vaho, diseñar y crear.

Mi pasado en el sector de moda y confección hizo que disfrutara, más si cabe, de todo lo que me estaba explicando. No sabía por ejemplo, que antes de empezar con el proyecto Vaho, Patricio -diseñador industrial de formación- ya conocía lo que era una máquina de coser, “a pesar de ser un chico”. (Esperemos que no falte mucho tiempo para quitar esta ridícula coletilla).

vaho-7

El proceso de creación fue emocionante porque mi bolso sería ¡único!
Casi lo mismo que sucede con todas sus colecciones puesto que siempre son series limitadas, el material lo determina la tirada hecha por cada campaña publicitaria.

Primer paso, elegir modelo.
Difícil escoger… ¡su oferta de complementos es muy amplia! Me decidí al final por el Triangle, aunque el Vienetta me hizo dudar.

Después tocaba una nueva elección, qué banderolas quería recuperar. El almacén era inmenso y la variedad casi infinita, los carteles de PVC son muy grandes y hay que guardarlos planos para que no hagan arrugas. Y pensar que una vez retirados son quemados si no fuera por ellos…
Patricio me acompañó y asesoró en la búsqueda. Ellos analizan las cualidades y características de los materiales para adaptarlos a la mejor forma y función posibles; por ejemplo, algunas banderolas son más gruesas y se utilizan para aportar más resistencia a los bajos del bolso.

Finalmente opté por una combinación discreta, por un día hice una excepción al color que tanto me define, no me preguntes por qué.
¡Paso 1 y 2 listos!

vaho-6

Llegó el momento del corte. Para ello, como las banderolas son muy gruesas, utilizan una gran troqueladora, máquina que habitualmente se utiliza para cortar cuero. Con la banderola ya limpia y colocada sobre la base de la máquina me tocaba ahora decidir qué parte del estampado quería rescatar para mi bolso.
El mismo proceso se hizo para los forros interiores, esta vez cortados a mano.
Paso 3 y 4 ¡hechos!

Y para acabar…
¡Patricio me cosió el bolso! Y los complementos que lo acompañan, monedero y porta llaves.
Tenías que haberme visto mirando embobada su cara de concentración. ¿Cuántas veces lo habría hecho? Sus manos trabajaban con agilidad y precisión.

Como puedes imaginarte, viví un momento excepcional, Patricio ahora solo cose prototipos cuando el tiempo se lo permite. Los complementos de Vaho hace muchos años que son confeccionados por artesanos con larga experiencia que trabajan en pequeños talleres locales, además de la confección que realizan en los talleres de CIRE (Centro de iniciativas para la Reinserción) en la prisión La Modelo de Barcelona.

vaho-3

Y ¡tachán! ¿Magia verdad?
A mí me lo sigue pareciendo, aunque estas fotos son prueba de que estuve allí.

Pienso que quizás en estos momentos estés sintiendo envidia sana por mí, o no tan sana. Lo entiendo. Por eso me alegra mucho decirte que Vaho ha creado una promoción especial para ti a la que podrás acceder clicando en el banner que encontrarás en el lateral de esta página. (O más abajo, en el caso de móviles).
No será “exactamente” lo mismo, pero te puedo asegurar que tu bolso o complemento será una pieza limitada, y que con tu compra estarás ayudando a generar menos basura y a apoyar el diseño y la producción local. 

PD:
¿Te cuento un secreto?
Soy una de las invitadas en el recién estrenado blog de Vaho. En algún momento me tenía que atrever a hablar sobre mí, y me ha hecho ilusión estrenar esta nueva aventura con ellos. Desde aquí les doy las gracias y la ¡enhorabuena!

Fotos: Realizadas por Vaho durante la entrevista.

¿Quieres que te sorprenda cada semana?

Creadores, tutoriales, libros, talleres, ferias...
¡Además de promociones y sorteos!

 

     
 

 

2 Comentarios

  • María felisa
    13 noviembre, 2015 at 3:28 pm

    Soy fiel consumidora de bolsos VAHO
    Como también embajadora de los mismos por lis países que visitó, allá donde vaya los bolsos VAHO vienen conmigo
    Voy súper cómoda con ellos!!!!!! Y haciendo publicidad de los mismos

    • veoveo
      veoveo
      16 noviembre, 2015 at 12:23 pm

      Hola María! Es lo que pasa cuando descubres una cosa que te gusta y que te hace la vida más cómoda. Seguro que Vaho estará muy feliz de saber que su trabajo gusta de una manera tan especial como la que describes. Un abrazo!

Escribir un comentario

Campos obligatorios *

2 × cuatro =

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Posts de interés

Al utilizar este web, aceptas que veoveo magazine utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR

Aviso de cookies