gimena romero 300
Trabajo de Gimena Romero

Siempre estoy buscando creadores genuinos. ¡Sí al ingenio!
Me encanta descubrir nuevos talentos. Da igual cómo te llames o dónde vivas o a lo que te dediques
para pagar las facturas.

Los creadores no tienen edad, sexo, color, religión, país o lengua.
Hablo de tú. Soy como tú. Aprender y enseñar, siempre en las dos direcciones. Me gusta aprender y
hacer descubrimientos. Aprender de ti, de todos y de todo. Dejarme sorprender… y compartirlos y
disfrutarlos después contigo. ¡Vivir la vida!

Me tomo en serio las palabras disfrutar y jugar.
No son incompatibles con trabajar. Recomiendo practicarlas en todos los ámbitos de la vida.
¡El resultado siempre será mejor!

Piensa global, actúa local.
Me gusta lo cercano, lo hecho aquí. Creo en el talento español y me siento orgullosa de él.
Es mayor de lo que pensamos y debemos creérnoslo un poco más. Pero a la vez no quiero
cerrarme a las buenas ideas que vienen de otros creadores. ¡En la mezcla está siempre
lo mejor!

La modernidad no está reñida con la tradición.
Me enamora la artesanía, la de siempre, pero sobre todo me fascina la de ahora: los nuevos
formatos, la reinterpretación de los oficios tradicionales, el diseñador-artesano.

El esfuerzo tiene un valor y este un precio.
Es mejor tener menos cosas y pagar el valor de lo que compras. Pagar implica respetar al
creador y permitirle que siga creando. No somos lo que tenemos.

Padezco un poco de Síndrome de Diógenes.
Reutilizar y recuperar. Re-amar. No hay cosas viejas, sino vividas y con personalidad. Donde
otros ven basura, yo veo tesoros. Primero nueva vida para el mismo objeto, upcycling (no
encuentro la palabra en español) y después para el mismo material, reciclaje.

¡La naturaleza me vuelve loca!
Le debemos algo a cambio de lo que nos da. Me gusta saber de qué están hechas las cosas y
también cómo están hechas, dónde se hacen, quién las hace, en qué condiciones, con qué
impacto sobre el medio ambiente…

Belleza tiene tantos significados como personas.
Descubro belleza en lugares insospechados y la “imperfección” a veces llega a conmoverme.
Me gustan las cosas bellas, pero mucho más si tienen una función y son de calidad: lo que
significa la palabra diseño.

No me gusta la uniformidad ni las copias.
Las influencias sí. No hay reglas. Déjate seducir y no tengas miedo. Eres único y genuino.
No hay nadie como tú. Y recuerda, el perfeccionismo puede llegar a matar.

Más que un pasatiempos.
Aunque también un pasatiempos. Me gustan las dos opciones y no sabría con cuál quedarme.
Ocio y/o una profesión. Las dos lícitas. Ninguna mejor o peor. Ninguna más seria o menos.

¿Lo importante?
Disfrutar con lo que estás haciendo.

Al utilizar este web, aceptas que veoveo magazine utilice cookies para mejorar la experiencia de navegación.

ACEPTAR

Aviso de cookies